Fuera prejuicios: así se prepara una hamburguesa saludable

Fuera prejuicios: así se prepara una hamburguesa saludable

Cuando escuchamos “comida rápida”, lo primero que pasa por nuestra cabeza son la pizza, el pollo frito y las hamburguesas. Y, además, solemos relacionar estos productos con una mala opción o dietas insanas. Sin embargo, desde A Casa do Gato preparamos estos platos con la materia prima de mayor calidad y con los mejores procesos. Por ello, hoy queremos romper el prejuicio hacia estas comidas y os daremos algunos consejos para preparar una hamburguesa deliciosa.

El primer paso para asegurar el resultado deseado es la selección de ingredientes. Aunque es cierto que cuando vamos al supermercado la vista se nos va a la nevera de productos preparados, te recomendamos que prepares tú la propia carne de hamburguesa. Los primeros suelen ser ultraprocesados y, por otro lado, al hacerla tú mismo, garantizas saber qué estás consumiendo. Además, es muy sencillo.  

Para preparar alrededor de cuatro unidades necesitarás medio kilo de carne picada(te recomendamos que sea carne de ternera de calidad), media cebolla, un huevo, uno o dos dientes de ajo, perefil o albahaca, pan rallado o pan duro, sal y pimienta. 

Coloca la carne picada en un recipiente hondo y salpiméntala al gusto. Por otro lado, pica la cebolla, los dientes de ajo y el perejil o albahaca y añádelo al recipiente, junto con el huevo. Si has decidido utilizar pan rallado, añade de dos a tres cucharadas. Si, por el contrario, te has decantado por el pan duro, debes introducirlo en agua para que se ablande y, luego, incluirlo escurrido en la mezcla.

Lávate bien las manos con jabón porque ahora es el turno de amasar, mezclar e integrar todos los ingredientes, hasta que quede una masa homogénea. Después, coge porciones generosas para darle forma a la hamburguesa. Reservamos hasta que sea el momento de cocinarlas.

Cualquier pan es apto para ensamblar tu hamburguesa, pero nosotros te proponemos que hagas el tuyo. Necesitarás 250 gramos de harina de tu elección, 175 mililitros de agua, una cucharada de sal y 5 gramos de levadura seca.

El procedimiento es largo (por lo que te recomendamos que sea lo primero que hagas), pero merece la pena. En un bol, colocamos la levadura con 50 mililitros de agua para que se active. Mientras tanto, añadimos la harina y la sal en un recipiente, hacemos un hueco en el medio, incluimos también el agua tibia y, después, la levadura. Amasamos hasta integrar bien. Dejamos reposar la mezcla tapada con un paño húmedo, durante 50 minutos. Pasado este tiempo, volvemos a amasar y dividimos en cuatro bollos que deberán levedar hasta que doblen su tamaño. Por último, los llevamos al horno, precalentado a 180º, durante unos 20 minutos. 

Ya casi hemos terminado. Ahora deberás poner un chorrito de aceite en una sartén para que la carne no se pegue y comienza a cocinarla. Mientras tanto, corta en dos los bollos y escoge qué quieres poner entre tu pan. Nosotros te recomendamos queso gallego, cebolla, lechuga y tomate. Una vez cocinada la carne, tuesta el pan y monta tu hamburguesa. 

Aunque si le quieres dar un toque especial, te recomendamos montarla sin tostar el pan, envolverla en papel de aluminio e introducirla unos minutos en el horno.

Ahora ya sabes cuáles son los ingredientes y pasos básicos para hacer una hamburguesa perfecta pero, si no te apetece cocinar, no hay problema: A Casa do Gato prepara este suculento manjar por ti y, lo que es mejor, te lo lleva hasta la puerta de tu casa.

IR ARRIBA